Scones de Albaricoque y Almendra

Los Scones son unos panecillos individuales originarios de Escocia y tradicionalmente redondos, aunque también se pueden encontrar cuadrados o triangulares.

Una vez horneados se sirven calientes, se cortan por la mitad y se comen untados con mantequilla o mermelada en el desayuno o merienda.

Además por la red podemos encontrar los llamados Scones dulces a los que se añade entre sus componentes trocitos de fruta, chocolate, coco, dátiles, etc..

Estas versiones dulces se alejan bastante en aspecto y textura de los anteriores ya que se parecen muy poco al pan y casi siempre son triangulares.

Nosotros nos estrenamos con ellos haciéndolos con dos de los productos de Casa Pons que nos enviaron desde Soy Vital : Orejones y Almendras fileteadas

——————-

Ingredientes

150 grs Orejones de Albaricoque

chorrito de Amaretto, licor de almendras, ron o similar

120 grs. de leche

chorrito de zumo de limón

115 grs. de mantequilla

250 grs. de Harina

10 grs. de levadura en polvo tipo Royal

1 pellizco de sal

100 grs. de azúcar

1 Huevo M

chorrito de vainilla

100 grs. Almendras fileteadas

———

2 cucharadas de nata

Azúcar para espolvorear

25 grs. Almendras fileteadas

———–

Chocolate blanco

2 cucharadas de nata

———–

 

El día anterior cortamos en pequeños trocitos los orejones y los dejamos en remojo en Amaretto ó licor similar. Tapamos y reservamos hasta el día siguiente.

Al día siguiente ponemos a escurrir los orejones, reservando el licor sobrante

Mezclamos en un vaso la leche con el zumo de limón y dejamos reposar 10 minutos

En un bol amplio mezclamos la mantequilla fría en pequeños trocitos con la harina y la levadura frotando entre las manos hasta conseguir una textura como de arena mojada.

Añadimos la sal, el azúcar, el huevo ligeramente batido, el chorrito de vainilla, el licor sobrante de remojar los orejones y la leche mezclada con zumo de limón (que se habrá cortado).

Vamos mezclando con la espátula hasta tener todo bien integrado.

Añadimos los orejones escurridos y la almendra fileteada y repartimos amasando ligeramente.

Sobre la superficie de trabajo ligeramente enharinada extendemos la masa con ayuda del rodillo, dándole forma rectangular alargada ó bien redonda como una pizza.

Yo como quería que me salieran mas pequeños le he dado forma alargada.

Si vemos que la masa es muy pegajosa añadimos mas harina por debajo y por encima para manejarla mejor.

Cortamos con un cuchillo afilado porciones triangulares (o al gusto),.

Entre corte y corte mojamos el cuchillo ya que por dentro la masa será muy pegajosa y se pegará a él

Vamos depositando sobre la bandeja cubierta con papel de hornear bien separados entre si.

Pincelamos cada uno con un poquito de nata, espolvoreamos con azúcar y repartimos almendra fileteada por encima

Guardamos en el congelador ó nevera mientras precalentamos el horno a 180 grados

Ya caliente horneamos los scones durante 15-18 minutos hasta que queden dorados.

Sacamos y dejamos enfriar

Opcional calentamos un poco de nata, deshacemos en ella chocolate blanco y echamos hilillos por encima de los scones.

Anuncios

Qué me dices?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s