Quesada Pasiega

Al igual que los Sobaos, el nombre indica que ambas recetas proceden de una comarca de Cantabria: Los Valles Pasiegos, muy parecido en textura y sabor a una tarta de queso con ligero sabor a limón y canela.

Como casi toda receta tradicional que pasa de padres a hijos, cada maestro tiene su librillo, como se dice por aquí. Y así encontrarás numerosas variantes de la misma añadiendo o no canela en polvo, levadura ó ralladura de limón para aromatizar.

Incluso el ingrediente principal que es el cuajo de la leche de vaca es sustituido en regiones donde no es tan fácil de encontrar por queso fresco, yogurt e incluso nata cortada con zumo de limón como si fuera buttermilk.

La receta que he utilizado aquí es un batiburrillo de varias encontradas por la red ya que por aquí en la costa del Mediterráneo el cuajo no es un ingrediente habitual aunque es fácil de hacer en casa.

Pidiendo disculpas a los oriundos de los Valles Pasiegos, he de decir que el resultado es un dulce fantástico que ha gustado a todos

Lo mejor: lo preparas el día anterior y lo mantienes en el frigo hasta su consumo

___________________________________

Ingredientes para un molde 35×25 cm

250 grs. de nata de cocinar

2 cucharadas de zumo de limón

ralladura de 1 limón (al gusto)

1 cucharada de canela en polvo (al gusto)

500 grs. de queso fresco

4 huevos M

200 grs. de azúcar

75 grs– de mantequilla en pomada

100 grs. de harina

__________________________________

Precalentamos el horno a 180 grados

Preparamos un molde no desmontable untándolo con mantequilla y espolvoreando con un poco de harina y reservamos.

En un bol amplio mezclamos la nata de cocinar con el zumo de limón y dejamos reposar 15 minutos

Añadimos el queso fresco, la ralladura de limón y la canela. Mezclamos

Aparte batimos hasta blanquear los huevos con el azúcar

A esta mezcla añadimos la mantequilla en pomada y cuando esté bien mezclado juntamos con la mezcla de queso anterior

Tamizamos la harina encima y terminamos de mezclar todo.

Si quedan pequeños grumos del queso incluso mejor para la textura de la quesada

Volcamos la mezcla en el molde elegido (Si fuera desmontable al ser tan líquido se saldría por los bordes)

Horneamos aprox. durante 45 minutos, al pinchar con una brocheta ya no sale mojada.

Sacamos y dejamos enfriar.

Aunque a algunos les gusta comerla tibia, está riquísima fría al día siguiente.

5 Comentarios

Qué me dices?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s