Galletas de Cous-cous con azúcar y canela

En mi familia siempre ha sido habitual por ciertas circunstancias, incluir varias comidas árabes en nuestra dieta, como el Tajine , La harira, ó el Couscous.

Lo que más nos gusta a todos es el couscous porque además de lo bueno que está, es la excusa perfecta para reunir a todos los miembros de la familia en la mesa.

Recuerdo perfectamente ser una niña y estar en casa de mi abuela “mami” con mis hermanos, mis primos, un montón de tíos y algunos espontáneos más, esperando todos apretujados como podíamos en varias mesas dispuestas por la casa, a que nos sirvieran nuestro plato de sémola con cordero y un montón de verduras.

Aún siendo una comida muy contundente mi abuela preparaba además un montón de platos distintos que por supuesto también había que probar.

A pesar de que todos terminábamos hinchados satisfactoriamente (e incluso con serias dificultades para movernos después) cuando ya estaba todo recogido, fregado y se preparaba el típico Té verde con Hierbabuena muy dulce para ayudar con la digestión, mi abuela aparecía con unos cuencos para los niños en los que mezclaba la sémola que había sobrado con azúcar y canela.

Puede que te resulte una combinación extraña, pero está delicioso! y la verdad es que no sé si fue un invento de mi abuela ó realmente en  Marruecos se hace así también.

Recordando esos días de mi niñez, he intentado plasmar ese postre en estas galletas consiguiendo el mismo sabor aunque evidentemente con una textura distinta.

Ingredientes

250 grs. de agua

Corteza de un limón

3 cucharadas de azúcar

180 grs. de sémola para hacer CousCous

1/2 cucharada de canela

75 grs.de mantequilla en pomada

25 grs. de harina

Azúcar y canela para rebozar

_____________________________________________________

Ponemos en un cazo amplio el agua a calentar con la corteza de limón y las cucharadas de azúcar.

Removemos para diluir el azúcar y dejamos hasta que rompa a hervir.

Sacamos la corteza de limón y añadimos la sémola al agua caliente azucarada, dejamos reposar dos minutos y removemos con un tenedor.

Volvemos a repetir varias veces lo de dejar reposar y removiendo el couscous con un tenedor para que el grano quede suelto y no se apelmace.

Ya frío vamos a añadir la canela, la mantequilla y la harina. mezclamos y formamos un cilindro con la masa apretando bien y rodando por la mesa de trabajo

Mezclamos azúcar con canela al gusto, espolvoreamos el cilindro de masa y la mesa rodando varias veces para que se adhiera bien.

Envolvemos en papel film bien apretado y guardamos en el congelador durante una hora para que endurezca

Precalentamos el horno a 180 grados y cuando esté listo, sacamos la masa del congelador, desenrollamos el papel film, cortamos en rodajas y las rebozamos con más azúcar y canela.

Las colocamos sobre la bandeja cubierta con papel de hornear y las tendremos en el horno de 12 a 15 minutos hasta verlas doradas.

Sacamos, dejamos enfriar y …espero que os gusten.

Si nunca has comido couscous las encontrarás raras porque no son las típicas galletas, pero si utilizas en tu dieta sémola de trigo espero que te atrevas con ellas un día de estos!

Anuncios

Qué me dices?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s